Published on Febrero 25th, 2016 | by admin

0

El Té por el mundo

Por: Pecuali – Té Artesanal

En los últimos cinco milenios, el té ha tenido oportunidad de ser conocido e integrado a las costumbres de cada región; han surgido distintas formas de tomarlo, de prepararlo y de servirlo.

La cultura del té es tan extensa como rica en detalles, y siempre vale la pena echar un vistazo a lo que cada país ha ido aportando a esta bebida.

En Japón inicialmente era una bebida servida sólo en monasterios en servicios religiosos especiales; con el paso del tiempo, la ceremonia se fue modificando para incorporar aspectos de la cultura y tradición japonesa, algunos inspirados en las prácticas zen. Lo que en principio era considerado un lujo pasó a ser una necesidad cotidiana, y tan temprano como en los 1100, se apreciaban ya sus propiedades benéficas y medicinales. Hoy en día, se usa un tipo de té verde en polvo llamado Matcha, para las ceremonias, y en el día a día se prefieren los tés verdes, como el Gyokuro y Sencha.

 El té llegó a Rusia en el s.XVII desde China, y en la actualidad se acostumbra reunirse en familia alrededor del samovar, una tetera alta de metal con un espacio pensado para tener una flama encendida dentro, en la que se prepara el zavarka, una infusión muy concentrada de té negro y hierbas, que se sirve en pequeñas tazas y se le añade agua al gusto de cada persona. Se acompaña con postres y platos dulces, pues la tradición es tomarlo después de la comida.

Fueron los británicos los que llevaron el té a la India con la intención de cultivarlo en lugar de seguirlo importando de China (y ese plan no les salió como querían al principio). La bebida se arraigó en las usanzas locales y en la actualidad se toma el famoso masala chai (masala quiere decir ‘especiado’ y chai deriva de cha, té en chino, por lo que ‘té chai’ se traduce como ‘té té’), té negro Assam con leche de búfala, especias como clavo, pimienta roja, canela y jengibre, y azúcar. Se acostumbra beberlo entre el trajín diario, en vasos pequeños comprados a vendedores ambulantes que reciben el nombre de ‘chai wallahs’.

Al norte de África, en Marruecos, disfrutan de una mezcla endulzada de té verde (generalmente de la variedad Gunpowder o Templo del Cielo) con hojas de menta después de la comida, para aprovechar las propiedades digestivas de la menta. Se hace la infusión con un proceso cuidadoso que incluye guardar la primera infusión para agregarla más tarde, y se sirve desde cierta altura en vasos más pequeños, para airear el líquido; esto se repite tres veces dejando las hojas en la tetera, por lo que cada vaso tiene un sabor distinto. Prepararlo y servirlo es considerada tarea de hombres, y es un gran honor, por lo que es generalmente el jefe de familia quien se encarga de esto.

En Taiwán tienen origen las famosas bebidas con tapioca en las que el té frío se combina con leche o jugo y se le agregan bolitas de tapioca. Son famosas y muy apreciadas desde los años 80, cuando se inventaron.

A Inglaterra el té llegó por vía holandesa y también fue considerado un lujo exclusivo de las clases altas durante mucho tiempo. La costumbre de beberlo fue goteando de clase en clase hasta convertirse en uno de los hábitos más enraizados de los ingleses e irlandeses en la actualidad. La hora del té son las cinco de la tarde (en punto, por aquello de la puntualidad británica), se toma té negro con un poco de leche y azúcar, y se acompaña de platillos muy socorridos como sándwiches, empanaditas y scones.

El té ha llegado a multitud de otros países, como Tailandia, Pakistán, Tíbet, donde lo toman con mantequilla y sal para soportar las temperaturas heladas; Egipto, Turquía, Francia y un largo etcétera, y cada región lo adapta a sus hábitos y recursos locales, contribuyendo con cada una de estas adaptaciones a crecer y enriquecer el legado de esta bebida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Facebook
    Twitter
    Instagram
    Pinterest
  • Suscríbete!

    Si quieres recibir nuestra revista bimestral en tu correo, por favor, llena el siguiente formulario: