Published on Marzo 21st, 2016 | by admin

0

Kick Boxing Training

Por: Rosy Peña

Las artes marciales han crecido en popularidad por los muchos beneficios que aporta su práctica: concentración, desarrollo muscular, acondicionamiento físico y por las técnicas de defensa personal.

Antes se consideraban un deporte reservado para los hombres, pero hoy en día cada vez más mujeres llevan clases de este tipo y disfrutan de sus muchos beneficios.

El Kick Boxing es un arte marcial que combina patadas y golpes de puño en el que el cuerpo está en íntima relación con la mente. Es un emocionante deporte en el que además de quemar calorías, definir tus músculos, aumentar tu resistencia y coordinación, aprendes autodefensa y coordinación, además las clases son todo menos aburridas, por el contrarios son excelentes para ponerte en forma, ya que se desarrolla el cuerpo completo.

Requiere de una buena condición física, pero para llevarlo a cabo de la mejor manera necesitas practicar ciertas actividades de apoyo como saltar la cuerda, correr y hacer abdominales para ayudar a fortalecer estomago y vientre.

Existen diferentes tipos de Kick Boxing en la práctica cuyas combinaciones dependen del grado de pelea que existen en las clases. Algunas sesiones se inclinan más por el lado de la técnica de pelea y existe contacto físico con otros participantes con la protección necesaria, mientras que otras sesiones se centran en la parte aeróbica y la práctica se lleva a cabo contra un saco, poniendo énfasis en lo cardiovascular al ritmo de música, excluyendo el contacto físico, es decir, sin contrincantes. A este tipo se le llama Aero Kick Boxing o Cardio Kick Boxing.

Ente los grandes beneficios que representa practicar este ejercicio aeróbico de alto impacto se encuentran los siguientes:

  • Bajar de peso: practicándolo con regularidad te permiten quemar muchas calorías que te ayudarán a bajar de peso, esto claro, con la ayuda de una buena alimentación.
  • Definir músculos: las clases se basan en las repeticiones de golpes y patadas, así estarás haciendo sentadillas y lagartijas sin darte cuenta.
  • Acondicionamiento físico: además de los golpes y patadas, también te hacen trotar y saltar. En conjunto irás adquiriendo una resistencia física superior y mejorando tu condición con cada práctica.
  • Defensa personal: aunque no practiques peleando aprenderás golpes claves en la defensa e irás adquiriendo fuerza que te pueden servir el día menos pensado.
  • Coordinación: el combinar movimientos, como golpes y patadas, desarrolla tu coordinación y tu velocidad de reacción.
  • Libera estrés: golpear relaja a cualquiera y si además lo puedes hacer con protección, ganando fuerza y reduciendo peso, es una excelente opción.

Además del trabajo físico también tiene resultados psicológicos notables, eleva tu autoestima, te ayuda a saber pelear y cubrirte de algún ataque y soltar las manos de forma inmediata lo cual te dará una gran seguridad y confianza en ti mismo.

La protección es muy necesaria así que necesitas guantes de box, vendas y el equipo que recomiende tu instructor, además de ser indispensable el calentamiento y estiramiento previo para evitar lesiones que pueden llegar a complicarse.

Es necesario practicarlo por lo menos dos días a la semana en clases de una hora, para que obtengas un buen aprendizaje y vayas acondicionando poco a poco tu cuerpo y mente, pero antes de inscribirte y asistir a clases, no olvides consulta con tu médico y asegurarte de no sufrir de problemas coronarios, presión alta, diabetes o colesterol elevado y comienza con una clase para principiantes para familiarizarte primero con las técnicas básicas y aprendas a hacer los ejercicios correctamente.

Buena suerte.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑
  • Facebook
    Twitter
    Instagram
    Pinterest
  • Suscríbete!

    Si quieres recibir nuestra revista bimestral en tu correo, por favor, llena el siguiente formulario: